jump to navigation
La Escuela de Oficiales 22 de November, 2006

El cadete Félix Murazzo Carrillo, desde sus inicios en la Escuela de Oficiales de la Policía de Investigaciones del Perú, destacó no sólo por su personalidad, ejemplo de empeño, disciplina y valores éticos; sino también por su esmero académico que finalmente lo llevó a ocupar el puesto 11 de su promoción. Estos méritos dieron pie a que lo convocaran en 1973 al equipo que fundó la Dirección de Identificación Civil, DIRICI – PIP, la cual operó en los llamados “pueblos jóvenes” atendiendo la problemática de miles de inmigrantes quienes no contaban con ningún tipo de documento de identidad.

cadete.jpg
Primera visita familiar al cadete Félix Murazzo en su primer año de estudios en la Escuela de Oficiales PIP – 22 de mayo, 1969.

Más adelante, en el año 1981, la carrera policial de Félix Murazzo lo llevó a integrar la Oficina de Investigaciones Especiales de la Policía del Ministerio Público, equipo que desbarató tres bandas internacionales de tráfico de menores que tenían como colaboradores a funcionarios del Poder Judicial. Ello le valió una felicitación especial del Comando de la Policía de Investigaciones del Perú.

Escuela de Oficiales PIP (1969 – 1972)
Félix Medardo Murazzo Carrillo inicia sus estudios en la entonces Escuela de Oficiales de la Policía de Investigaciones del Perú (PIP) el 10 de abril de 1969; egresando de sus aulas en diciembre de 1972 con el grado de subcomisario. Durante su estadía como cadete, Murazzo Carrillo mostró un buen desempeño en las diferentes disciplinas que formaban parte de su preparación profesional, de manera especial en el área de criminalística.

pasco.jpg
Viaje de instrucción. Cerro de Pasco, agosto – 1972.

“Era un cadete con valores espirituales bien marcados, disciplinado; destacaban en él su amor por la honestidad, por la ética, y por la verdad”, refiere el comandante PNP Clodomiro Díaz Marín, ex compañero de estudios del cadete Murazzo.

Al término de su carrera, Félix Murazzo ocupó el puesto 11 entre 189 egresados; un lugar meritorio complementado con diversas menciones en el transcurso de su estadía en la Escuela de Oficiales. Recibió en varias ocasiones, felicitaciones con la “Orden General del Centro de Instrucción de la Policía de Investigaciones del Perú”, por acciones meritorias que desde ese entonces trazarían el sendero de su vida profesional.

Murazzo Carrillo egresó de la Escuela de Oficiales PIP en la especialidad de criminalística, en evidencia de su inclinación por la investigación científica y tecnológica que años después lo llevarían a implementar nuevas técnicas de identificación dactiloscópica.

La antigua Escuela de Oficiales PIP se encontraba en la Avenida Aramburú 550, en Surquillo; instalaciones en las que actualmente funciona la Dirección de Criminalística de la Policía Nacional del Perú y el laboratorio científico de criminalística.

Equipo fundador DIRICI – PIP (1973 – 1974)
Transcurrían los primeros meses de 1973, y el recién egresado subcomisario Félix Murazzo es convocado entre un grupo selecto de primeros puestos de la Escuela de Oficiales PIP para fundar e iniciar las operaciones de la Dirección de identificación Civil PIP (DIRICI). El trabajo era arduo, pues había que operar en los llamados “Pueblos Jóvenes” que se venían instalando en las periferias de Lima producto de las migraciones de distintos puntos del país.

Mucha de esta población llegaba a la capital sin contar con documentos de identidad de ningún tipo, sea partida de nacimiento o libreta electoral; había entonces que atender esta problemática y el gobierno de turno decidió encomendar la tarea a la Policía de Investigaciones del Perú (PIP). El primer local de trabajo para esta flamante dirección estuvo ubicado en la cuadra 17 de la avenida Brasil, y desde allí se planificaban las tareas de visita a distintos Pueblos J óvenes.

La DIRICI PIP atendía a la población indocumentada, instalando diversos centros de operaciones en cada asentamiento humano. La información recogida era finalmente derivada a los registros civiles para su regulación y la obtención de los respectivos documentos de identidad.

Primeros logros (1981)
En este año, el capitán PNP Félix Murazzo se integra a la Oficina de Investigaciones Especiales de la Policía del Ministerio Público, desde donde enfoca su trabajo en la investigación de casos de corrupción en la administración pública; y donde obtiene uno de sus primeros logros con el desbaratamiento de tres bandas internacionales de tráfico de menores en las cuales estaban involucrados jueces y magistrados del Poder Judicial.

Según se descubrió estas bandas operaban en Lima, Callao y provincias, y a través de sus contactos con miembros del poder judicial facilitaban los trámites para sacar del país a decenas de niños peruanos con destino a Francia, Holanda, Bélgica, y Estados Unidos, entre otros países. La investigación se destapó a raíz de las denuncias de desconsoladas madres provenientes en su mayoría de zonas populosas, las acciones de inteligencia de la unidad integrada por Murazzo Carrillo encontraron en estos hechos un patrón común que finalmente dio con los cabecillas de varias de estas bandas de secuestro.

Logrado el desbaratamiento de estas organizaciones delictivas, el comando policial entregó al capitán Murazzo entre otros integrantes de esta unidad, una felicitación especial por el esclarecimiento de las denuncias. Tal como lo narran sus compañeros: “Se obtenían logros, a pesar de los escasos recursos y limitada infraestructura para el trabajo operativo. Se trabajaba en periodos de hasta 16 horas diarias, con uno o dos alimentos por día como máximo. Eran tiempos de mucho sacrificio”.